Cosas que todas las mujeres deben hacer antes de cumplir 30 años


Cuando éramos niñas veíamos a las chicas de quince años como mayores; al llegar a los quince, vemos a las de veinte como personas maduras; a los veinte nos damos cuenta que nos falta mucho por recorrer y pensamos que quizás a los treinta ya estemos establecidas en todo sentido.

Sin embargo, la vida es un constante aprendizaje y nunca dejamos de aprender algo todos los días. Pero si bien es cierto que a los treinta podemos empezar a hacer muchas cosas y seguir creciendo; un gran porcentaje de personas piensa en formar una familia. Por eso, creemos que antes comenzar la etapa de los treintas es importante hacer una lista de cosas.

Acá dejamos esa lista de cosas que todas las mujeres debemos de realizar  antes de llegar a nuestra tercera década.

Recuerda que la vida pasa y no hay un botón de repetición o pausa; aprovecha cada momento de tu vida y sácale el máximo provecho a tu juventud. Obviamente, debes de hacerlo con responsabilidad y mucho criterio.

Viajar sola o con amigas

Fuente: Google

Felizmente cada vez es más fácil viajar a diferentes lugares del mundo. No importa si vas de viaje a unas tres horas de tu ciudad o vas al otro lado del planeta; lo importante es que lo hagas.

El conocer lugares nuevos será una experiencia que nunca olvidarás; además, si conoces diferentes culturas sabrás que existen muchas realidades, lo cual hará que crezcas como ser humano.

Por eso, anímate a salir de viaje a donde sea por lo menos dos veces al año. Si viajas con tus amigas será súper divertido y ayudará a que se conozcan más; pero si viajas sola será una experiencia única y ayudará a que tú te conozcas más. Eso sí, siempre hay que tener mucho cuidado en todos los lugares que vayamos.

Aprender a cocinar y engreírte cada vez que quieras

Fuente: Google

A muchas chicas no les gusta cocinar; es más, odian entrar a la cocina. Pero nosotras creemos que si le agarras el gusto, te puedes acostumbrar y preparar algo delicioso. Además, saber cocinar es una actividad de supervivencia. Así que sería bueno que por lo menos aprendas a preparar un rico plato de tallarines.

Hacer algún deporte extremo

Fuente: Google

Hacer algún deporte extremo es realmente excitante; incluso ayuda a vencer los miedos de algunas personas. Anímate a saltar de un paracaídas, hacer canotaje o alguna caminata; serán experiencias únicas que no te arrepentirás de haberlas hecho.

Y es mucho mejor hacerlo antes de los treinta; los años no pasan en vano.

MIRA:Descubre qué deportes debes practicar según tu signo 

Aprender algún idioma 

Fuente: Google

Saber otro idioma, aparte de tu lengua materna, te abre muchas oportunidades en el mundo laboral y social. Aparte, te ayuda a mantener tu mente activa y joven.

El idioma más común que puedes aprender es el inglés; si ya dominas esa lengua, empieza a aprender otra como el sensual francés, italiano o portugués.

Ahorrar y aprender a manejar tus finanzas

Fuente: Google

Si ya estás trabajando y ganas algo de dinero, es importante que aprendas a manejarlo adecuadamente. Prioriza los gastos más importantes y ahorra, no despilfarres el dinero que en algún momento puede hacerte falta. Si empiezas a realizar esto a tus veintes, cuando tengas treinta años serás toda una experta y nunca carecerás de dinero porque habrás ahorrado.

Ejercitarse y comer saludable

Fuente: Google

Empieza a hacer deporte y comer cosas que realmente alimenten, no necesariamente para lucir esbelta y regia; sino para estar saludable el resto de tu vida.

Quizás a los veintes nuestro cuerpo asimila más fácil la comida chatarra; pero una década más tarde, todo empieza a volverse más pesado.

PUEDES VER: 12 efectivos consejos para tener energía todo el día

Empezar a explotar tus talentos

Fuente: Google

No importa si lo haces por hobby, lo importante es que descubras todos tus talentos y los practiques de vez en cuando. Será un pasatiempo súper divertido y puedes llegar a desarrollar esas habilidades de una manera que no imaginabas; recuerda que todo se realiza a base de práctica.

Mudarte sola o con Roommates

Fuente: Google

Si tienes la oportunidad de mudarte sola o con personas que no sean de tu familia, hazlo; así regreses a la casa de tus padres después. Será una experiencia difícil al comienzo pero se volverá divertida y aprenderá mucho.

Hay un millón más de cosas por hacer; no tengas miedo a las experiencias nuevas. Así las cosas no salgan tan bien como las planeaste, no sientas arrepentimiento y sigue adelante; acuérdate que todo pasa por algo y todas las experiencias te ayudan a seguir creciendo. 

Te puede interesar: