Consejos y tratamientos para saber cómo mantener tu cabello liso


Las mujeres siempre tenemos el dilema de nuestro cabello, que si lo tenemos lacio, lo queremos ondulado o si lo tenemos ondulado, lo queremos lacio. Y también sucede que muchas mujeres que lo lacio, quieren mantenerlo así y libre de frizz (la pesadilla de todas).

Pero sucede que la mayoría de tratamientos para alisar el cabello utilizan muchos productos tóxicos, que dañan tu salud y tu cabellera, haciendo que se caiga o parta, o simplemente algunos tratamientos son muy caros de realizarlos.

Por eso, para mantenerlo completamente liso, te traemos algunos consejos y tratamientos naturales, que ayudarán en esta función. Pero lo más importante, es que no dañan y están al alcance de todos.

 

Tenlo completamente liso, gracias a estos consejos y tratamientos naturales

1. Productos solo para cabellos lacio, sin químicos que afecten el cuidado

Fuente: Google

 

Todos los productos que apliques deben ser diseñados solo para cabellos lisos, además deben estar libre de sal o cualquier químico que pueda afectar su cuidado.

Recuerda que el uso de shampoo y acondicionador es fundamental, ya que se complementan una con otra. Pero si crees que no es suficiente, también podrías utilizar productos que estén hechos de queratina o aceite de oliva virgen.

Después de lavártelo, sécalo suavemente con una toalla y aplica algún tipo de alisador, gel o cualquier otro producto para que quede liso, así esté mojado.

 

2. Puedes utilizar mascarillas con productos naturales y de fácil acceso.

 

Mascarilla de coco

Fuente: Google

 

Necesitas la mitad de un coco fresco, una cucharada de avena, una cucharada de almidón de maíz y media taza de leche.

Coloca todos los ingredientes (menos el almidón de maíz) dentro de una licuadora o extractor, hasta que se haga una pasta, luego pasalos por un colocador para que no queden grumos y pásalo a disolverlo con un poco de agua y maicena. (Si deseas puedes ponerlos a hervir para tener mejor resultados)

Finalmente, aplícalo de puntas a raíces y cúbrelo con papel de aluminio o envoltura de plástico; también puedes utilizar el gorro que utilizas para ducharte. Deja actuar la mascarilla de 25 a minutos y lávalo como normalmente lo haces. Es ideal si lo aplicas por las noches, una vez a la semana.

Mascarilla de aceite caliente

Fuente: Google

 

Para esta mascarilla solo necesitas 2 ingredientes, los cuales son 1 cucharada de aceite de ricino y 1 cucharada de aceite coco.

El procedimiento es el siguiente: Combina los aceites y caliéntalos de 30 a 40 segundos, para que al momento de aplicarlo esté ligeramente caliente y tenga un mejor efecto. Aplica el producto en todo el cuero cabelludo y el cabello, luego masajee por 15 minutos.

Deja actuar la mascarilla por 45 minutos aproximadamente y lo puedes repetir dos veces a la semana. Este tratamiento te ayudará a nutrir, dar brillo y repararlo, controlando el frizz.

 

3. Agua fría después de cada lavada

 

Fuente: Google

 

Si te encuentras bañándote con agua caliente, recuerda cerrar y abrir el caño del agua fría para que puedas enjuagar tu cabello. Este consejo ayuda a que tenga más brillo por un largo tiempo.

 

4. Spray de leche, para mantenerlo liso en cualquier momento

 

Fuente: Google

 

Solo necesitas 1/4 de taza de leche y una botella con tapa de spray, para que lo puedas aplicar.

Este tratamiento es súper simple, solo tienes que vaciar la leche en la botellita y échatelo por todo el cabello hasta que se acabe el producto. Dejar reposar por 30 minutos y enjuagar con abundante agua fría.

Este tratamiento te ayuda a fortalecer los folículos y controla el frizz. Lo puedes realizar de 1 a 2 veces por semana.

5. La laca es ideal para cualquier situación

 

Fuente: Google

 

Si te estabas desanimando, porque te parecen muy complicadas las mascarillas o conseguir algunos productos sin sal, tranquila que aquí está la solución.

Una muy buena opción es el uso de la laca, la cual la puedes aplicar después de un cepillado o planchado.

¿Cómo?… Parte tu cabello en 2, de forma horizontal. Levanta la parte superior y aplica la laca en la parte inferior, luego en la parte superior. Pero si crees que no va funcionar así y que no va quedar tan perfecto, otra forma en la que la puedes aplicar es rociando la laca en tu peine y luego peinarte de forma normal. Increíble.

Te puede interesar: