Mascarillas caseras para combatir y quitar el acné


Las mascarillas caseras además de ser súper baratas y que los ingredientes los encuentras en todos lados, son más efectivas que las mascarillas carísimas y que tienen miles de productos que a pesar de ser “buenos”, a la larga te siguen malogrando el rostro, haciendo que dependas de él de por vida.

Mientras que las mascarillas caseras son naturales, no afectan a tu bolsillo, lo consigues rápido y las respuestas después de colocártelas son muy rápidas. Verás que desde la primera aplicación habrán cambios.

 

5 mascarillas que te ayudarán a reducir y a evitar el acné

 

1. Mascarilla de té verde, miel, limón y azúcar

 

  • 1 cucharada de té verde (bolsita de té o té verde en hojas)
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 3 cucharaditas de azúcar (preferiblemente morena)

Mezcle todos los ingredientes y aplique la pasta sobre su cara, excluyendo los ojos, la boca y las cejas. Frote la pasta sobre la cara durante 1-2 minutos en un movimiento lento y circular. Deje actuar de 10 a 15 minutos.

Mientras se enjuaga con agua tibia, use una toallita para agregar efectos exfoliantes.

 

2. Mascarilla de canela y miel

Fuente: Google

 

  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de miel

Coloca los ingredientes en un tazón y mézclalos moviendo suavemente para que se compacten.

Luego, aplica la mascarilla por las áreas que han sido afectadas por el acné o si deseas por todo el rostro. Déjalo actuar de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

 

3. Mascarilla de cúrcuma, leche / yogur griego y miel

  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 3 cucharaditas de leche o  yogur griego (lleno de grasa, sin sabor)
  • 1 cucharadita de miel 

Mezcle todos los ingredientes y aplique la pasta sobre su cara, evitando que la mascarilla tenga contacto con los ojos, la boca y las cejas. Podrías usar un pincel o alguna brocha de maquillaje para que la aplicación de la pasta sea más fácil. Una vez aplicada la mascarilla, déjala actuar de 10 a 15 minutos.

Finalmente, retira la mascarilla con un pedazo de algodón o toallita húmeda sin alcohol. Si queda un tinte amarillo, puedes eliminarlo con vinagre de manzana mezclado con agua o algún desmaquillante suave.

 

4. Vinagre de manzana, miel y bicarbonato de sodio

  • 1 cucharadita de vinagre de manzana 
  • 2 cucharaditas de miel 
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Mezcle todos los ingredientes y aplique la mezcla sobre tu cara. No olvides que no tiene que estar en contacto con los ojos, la boca y las cejas. Luego, deja actuar durante 10 a 15 minutos y finalmente enjuague con abundante agua tibia, ya que la mascarilla suele pegarse un poco.

 

5. Mascarilla de aloe vera y limón

  • Gel de aloe vera
  • 1 taza de jugo de limón
  • 1 cucharada de ralladura de limón

Mezclar el gel del aloe vera con el jugo del limón, moviendo suavemente y luego espolvorear la ralladura de limón por toda la mezcla (sin dejar de mover).

Y luego colóquelo en el rostro. Dejando actuar de 15 a 20 minutos y enjuagar con abundante agua tibia.

Si crees que tu mascarilla está muy aguada, puedes aplicar un poco más de gel de aloe vera, para que le des más consistencia.

 

Recomendaciones:

1. Antes de aplicar cualquiera de estas mascarillas, es recomendable que tus poros se encuentren abiertos.

Fuente: Google

 

Para esto, puedes colocar agua caliente en un tazón, dejar enfriar por 2  minutos y luego colocar el rostro.

Pero para que el vapor haga más efecto, es necesario que coloques una tolla sobre tu cabeza para que el vapor no salga por los lados. Tienes que estar de 5 a 10 minutos, para que sea efectivo.

2. Las puedes aplicar de 3 a 4 veces a la semana, dejando una semana de descanso.

Fuente: Google

 

Para no saturar tu piel hay que dejarla descansar por un tiempo. Verás que aplicando estas mascarillas los resultados serán inmediatos, tanto que ya no querrás saber nada de las otras cremas cosméticas.

 

Te puede interesar: