Conoce los 10 errores más comunes en el maquillaje


Existen cientos de tutoriales en Internet donde puedes aprender a maquillarte y te deslumbras con los resultados que ves en la pantalla, pero al momento de intentarlo, el resultado es completamente diferente, y es que muchos de los blogers no te dan el cien por ciento de la información que necesitas para que luzcas un maquillaje digno de mostrarlo en público.

A continuación te mostramos los errores más básicos que cometes a la hora de maquillarte:

 

1. El color de la base es diferente al de tu piel

 

Fuente: Google

 

Pese a que se supone que existe un color de base para cada tono de piel, muchas veces no encuentras el indicado para ti y el resultado es un rostro más pálido que el cuello o viceversa. Un truco, en caso te sientas identificada con este problema, es comprar 2 colores de base, una más clara que tu piel y la otra más oscura, así podrás mezclarlas y conseguir el tono de tu preferencia.

 

2. Unipestañas, definitivamente aterrador

 

Funte: Google

Tu make-up puede estar perfecto, hiciste todo como debías, pero de pronto te ves en el espejo y lo natural que pensabas que había quedado, se derrumba al ver tus pestañas pegadas las unas a las otras luego de haberte colocado el rímel o máscara.

Este error es mucho más frecuente de lo que pensamos y su solución demasiado simple como para que te siga sucediendo. Primero, riza tus pestañas, para separarlas péinalas con un aplicador de rímel que no contenga el producto, y luego aplica la máscara. Para un toque final, puedes volver a peinarlas a fin de que queden separadas.

 

3.  Aplicar el labial en labios resecos

 

Fuente: Google

 

Los labiales mate están en tendencia y quedan bastante bien con casi todo, sin embargo, son los que hacen más notoria la resequedad en los labios, si es que este es el caso, por ello, se debe tener bien hidratados los labios, pero no humedecerlos antes de la aplicación del color y tampoco frotarlos.

 

4. Cejas enormes y súper negras

 

Fuente: Google

 

Las cejas ocupan un rol muy importante en nuestras expresiones faciales. Unas cejas cuidadas, bien definidas y de aspecto natural, son el cincuenta por ciento de tu maquillaje, por lo que debes poner mucho cuidado con ellas. Muchas veces las pintamos demasiado y pierde la forma natural que tenían y quedan terriblemente exageradas. Un consejo es acudir a un experto para que te indique la forma y el tono correcto que debes usar para dibujarlas. Pero, por favor, no vayas al otro extremo y te las rasures por completo para luego reemplazaras con una línea pintada con un lápiz de ojos.

 

5. Maquillarse sin limpiar el rostro

 

Fuente: Google

 

Si lo que buscas es que tu maquillaje quede uniforme y que no se marquen las líneas de expresión, lo primero que debes hacer el tener limpio el rostro y luego hidratarlo. Puedes usar la crema hidratante de tu preferencia, y luego aplicar primer, éste hará que tu maquillaje dure más y también hidratará y humectará tu piel. No olvides que lo más favorable para tu rostro sería exfoliarlo al menos una vez a la semana.

 

6. Dormir con maquillaje, grave error

 

Fuente: Google

 

El corrector puede esconder algunas imperfecciones que pueden presentarse en tu piel, sin embargo, si tomas como hábito el dormir sin haberte quitado el maquillaje, ni el corrector más caro podrá ocultar las erupciones frecuentes que saldrán por tapar los poros de tu rostro. Acostúmbrate a desmaquillarte todas las noches, ya sea lavándote la cara con agua y jabón, o usando toallitas desmaquilantes o cremas.

 

7. No lavar tus brochas, imperdonable

 

Fuente: Google

 

Algo que también afecta a tu piel con acné o infecciones, es olvidarte de lavar tus brochas, lo único que necesitas para hacerlo es usar un shampoo de bebé y enjuagarlas con agua.

 

8. Usar tu rímel por más de 3 meses

 

Fuente: Google

 

No puedes mantener este producto en tu neceser por más de 90 días. Si eres bastante cuidadosa y el rímel que tienes es de muy buena calidad podrías mantenerlo hasta un máximo de seis meses, pero es muy importante fijarse en si la textura sigue siendo la misma o si aparecen grumos en el contenido. Con este producto se debe tener bastante precaución, ya que al estar en contacto directo con los ojos, puede provocar conjuntivitis si se contamina.

 

9. Usar rímel a prueba de agua todos los días

 

Fuente: Google

 

Para lograr este efecto, el producto contiene componentes que son muy fuertes y pueden llegar a ser dañinos si se usa con frecuencia. Si lo que quieres evitar es disminuir el número de tus pestañas, entonces limita las veces que vas a usar este rímel.

 

10. Exceso de blush

 

Fuente: Google

 

Las mejillas bien definidas quedan hermosas. El blush  es perfecto si quieres perfilar tu rostro, pero excederse en la aplicación crea el efecto contrario. Trata de conseguir un tono más natural, y difuminarlo bien para que no quede una línea bien marcada en tu rostro.

 

Te puede interesar: